Archive: octubre, 2010

Circulación sanguínea, fuente de vida

¿Sabías que muchos de los dolores que puedes padecer están relacionados de algún modo con un desequilibrio circulatorio, sea por exceso o defecto de circulación sanguínea? Veamos como mantener el equilibrio.

Y es que, aunque la mayoría de veces este desequilibrio no sea el origen del dolor, éste suele acompañar a muchas de las molestias y dolencias que sobrellevamos a diario. Una correcta circulación sanguínea te garantizará el buen funcionamiento de todo del organismo, así como una recuperación rápida y eficiente ante cualquier lesión. Tratamientos caseros, ejercicio, alimentación, etc. Puedes hacer muchas cosas para cuidar tu circulación.

¡Me gusta! Quiero seguir leyendo »

Vivimos más pero… ¿mejor?

Algo extraño está pasando. La medicina avanza, la nutrición avanza, la psicología avanza. Y al mismo tiempo la enfermedad también avanza. Cada vez nos curamos más, cada vez vivimos más. Pero, ¿vivimos mejor? No estoy muy seguro. Vivimos enfermos.

Sí, es duro pero es así. Y no es que tenga un mal día, al contrario. Como siempre, tengo ganas de hacerte cambiar el chip, de hacerte reaccionar. Todos los días, al levantarme, enciendo el televisor y sintonizo el telediario de TVE1 o el canal 3/24 (autonómico catalán). En 20 minutos, mientras uno se prepara para ir al gimnasio y más tarde a trabajar, me hacen un resumen de lo que está pasando en el mundo. No hay día que no incluyan una noticia relacionada con la salud. Nuevas operaciones, nuevos tratamientos, nuevos transplantes, nuevos medicamentos,… Los avances están al orden del día pero, mirando las estadísticas, algo no va bien.

¡Me gusta! Quiero seguir leyendo »

El rol mecánico del músculo: clasificación funcional

Y es que un mismo músculo puede desempeñar distintas funciones mecánicas, dependiendo del gesto que se esté ejecutando. En realidad, por cada movimiento que realizamos decenas de músculos se están contrayendo. Volvemos a encontrarnos con un concepto  clave: la globalidad.

Ya vimos como el músculo desempeñaba distintas funciones en el organismo (movimiento, circulación, temperatura, protección,…). Centrándonos en su función mecánica, puntualicemos que cada músculo realiza una o más acciones sobre cada una de las articulaciones que recorre. Por ejemplo, el bíceps braquial (el de “sacar bola” con el brazo),  no sólo flexiona el codo, sino que también participa en las acciones de giro de la mano hacia arriba (supinación) y de elevación del brazo por completo desde el hombro (flexión y abducción). Así pues, el músculo por sí sólo se caracteriza por llevar a cabo acciones primarias (generalmente una) y acciones secundarias (normalmente varias).

¡Me gusta! Quiero seguir leyendo »

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
Este sitio web utiliza cookies únicamente para agilizar tu navegación
Más información sobre cookies