Archive: diciembre, 2011

La naturaleza, el mejor mercado

Queremos empezar una nueva vida regida por la coherencia natural.

Partimos de las siguientes bases:

  1. La naturaleza pone las normas, no el hombre. Es ella quien se encarga de mantener el equilibrio con tal de conservar la vida. Y la vida es un ente que va mucho más allá del hombre, por lo que sin ninguna duda, si para mantener el equilibrio vital la naturaleza debe prescindir del hombre, prescindirá.
  2. La naturaleza es sabia, mucho más que el hombre. Siempre actúa en consecuencia y con un propósito. No hace nada al tun tun, aleatoriamente, aunque a la vez la incertidumbre sea su constante y el caos la herramienta que mantiene el orden.
  3. El hombre también es vida, por lo que de primeras la naturaleza, sabia, al igual que con el resto de seres vivos y sin darle prioridad, ofrecerá al hombre todo lo que necesite para sobrevivir, siempre y cuando esta oferta no provoque oscilaciones insostenibles en el equilibrio.

Centrándome sobre todo en el tercer punto, el principio de una alimentación natural es el siguiente: es la naturaleza la que decide, como para el resto de seres vivos, el qué, el cuándo, el cómo y el cuánto tiene que comer el hombre.

¡Me gusta! Quiero seguir leyendo »

Disfruta de las consecuencias

“Disfruta de las consecuencias” es la segunda parte del nuevo pie de página que acompaña a todos mis artículos, una especie de lema, de eslógan. Completo dice así:

Olvídate de objetivos y resultados, y disfruta de las consecuencias

Nuestra cultura y educación son extremadamente resultadistas. Siempre nos han enseñado a marcar objetivos y trabajar por los resultados. Aquí el que no tiene objetivos es un pasota o un perdido de la vida, y el que no consigue resultados es un gandul, un fracasado o alguien que no determinó bien sus objetivos.

Sin embargo, no nos cansamos de leer una y otra vez en libros, artículos y estados del Facebook frases como “La felicidad no es la meta, es el camino”, o como dice el señor Punset “La felicidad se esconde en la antesala de la felicidad”. Y yo me pregunto: ¿quién lo aplica?

¡Me gusta! Quiero seguir leyendo »

Eres lo que quieres ser

O tal vez debería haber dicho: eres lo que te han enseñado a ser, pero puedes ser lo que quieras ser.

Antes de empezar a molestarte quiero recordarte que si quieres seguir disfrutando de este blog deberías liberar tu mente. La mayoría de cosas que quiero compartir contigo van en contra de muchas de tus creencias, y cuando nos tocan una creencia, como mínimo, solemos rechazar la nueva idea, y como máximo, insultamos, condenamos y deseamos quemar en la hoguera al que nos está tirando el dardo del “nuevo y diferente punto de vista” -hoy, ése soy yo-.

¿Has oído hablar de la epigenética?

La epigenética es la parte de la biología encargada de estudiar la interacción entre los genes y el medio ambiente. No soy nadie para describir qué es la epigenética, así que te invito a leer la información que comparte Wikipedia -para este caso es bastante fiable-. Digamos que un organismo, entre ellos el hombre, es un sistema encargado de gestionar información, la cual está formada básicamente por los genes -heredados- y el medio ambiente -en parte, también heredado, por desgracia-.

¡Me gusta! Quiero seguir leyendo »

Salud y bienestar integral

Estamos obsesionados con dividir y analizar. Y eso nos ha hecho perder la perspectiva, la globalidad del hombre y el Universo, también en nuestra salud y bienestar.

El análisis nos ha llevado a defender conclusiones absurdas, a unos y a otros, cada uno barriendo para su casa, basando las respuestas a nuestros problemas de salud y bienestar en soluciones que influyen sobre un sólo factor, cuando en realidad el problema es multifactorial. Por ejemplo, hay quien dice que la dieta es lo más importante y que con unos simples retoques en nuestra alimentación todos nuestros problemas estarán resueltos.

Y esto mismo hace cada especialista respecto a su disciplina, y si no lo hace, es lo que dan a entender muchos artículos de revistas baratas. En el ejercicio cardiovascular está la clave. O no, era en la fuerza. O no, en Pilates, en la flexibilidad, en la escuela de espalda,… ¡Ah no! El secreto está en la primera cervical. Si está bien posicionada, todo funciona. ¿O era el sacro? No hombre no, lo importante es dormir bien. Con eso basta ;-)

La salud del ser humano depende de muchísimos factores, y estos mismos factores dependen entre sí los unos de los otros. La salud y el bienestar deben observarse y tratarse como un concepto holístico.

Es por eso que tengo dos noticias: una buena y una mala.

¡Me gusta! Quiero seguir leyendo »

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
Este sitio web utiliza cookies únicamente para agilizar tu navegación
Más información sobre cookies