¿Es Dios estúpido?

Tranquilo, este post trata de todo menos de cuestiones religiosas.

Da lo mismo en qué creas -si crees en algo- o cómo lo llames. Da igual si es Dios, la Madre Tierra, el Big Bang o aquellos alliens que jugaban con las galaxias como si fueran canicas en Men in black. Fuera quien fuera el creador de todo esto, la pregunta es la misma: ¿es estúpido?

Is God stupid? es uno de los vídeos más visionados de uno de mis paleo-primal-showmans preferidos, Sean Croxton, editor de Underground Wellness y autor del libro The dark side of fat loss. En su discurso se cuestiona unas cuantas cosas bastante interesantes:

  • ¿Qué pasa con nuestras autoridades sanitarias? ¿Cómo hemos llegado a tal punto de desinformación? ¿Por qué no dicen TODO lo que saben en vez de explicar e insistir en sólo una parte -el odio a las grasas, por ejemplo-? ¿Tal vez porque todas esas mentiras son las que engrasan la máquina industria-farmacia-política-consumo? Paradójicamente, la mayoría de sabios que predican sobre la “salud libre de grasas” para prevenir la enfermedad y obesidad están en mayor o menor medida enfermos y obesos.
  • ¿Quién creó todo esto, fuera quien fuera, a la vez que el resultado de miles y miles de años de evolución, está equivocado? ¿Es estúpido? ¿Quien puso grasa en la carne, yema en los huevos, piel en el pollo o colesterol en la leche quería matarnos?
  • ¿Cómo hemos podido llegar a creer que nuestros productos, los procendentes de la manipulación humana, la industria y la química de los últimos 250 años, son mejores que los que se pusieron a nuestro alcance, directamente en la naturaleza, por los siglos de los siglos? ¿Estamos diciendo que lo podemos hacer mejor que el creador de la vida? ¿Cómo pueden ser tan necesarios los hidratos de carbono, presentes en la naturaleza en grandes cantidades prácticamente sólo en verano, esenciales todo el año?
  • Es cierto, cada vez vivimos más, ¿pero mejor? ¿Realmente vivimos? Porque vivir induce a vitalidad, mientras que la mayoría de los ciudadanos de los países desarrollados no pueden subir ni dos pisos de escaleras sin empezar a jadear o ponerse de pie con soltura después de estar diez segundos en cuclillas. Hemos confundido vivir más con bienestar.
  • ¿Por qué no se explica quiénes son las personas más sanas del mundo? ¿Por qué no nos llega información sobre los estudios que se realizan desde hace decenios, desde las primeras misiones, acerca de algunas comunidades indígenas? ¿Por qué no nos dicen que allí no hay cáncer, diabetes, depresión, cardiopatías,… enfermedades de la civilización? ¿Por qué no nos cuentan que empiezan a padecer estas enfermedades cuando les damos azúcar, luz artificial, sofás y fármacos?

Parece una reflexión que tiende al simplismo, aunque yo prefiero llamarlo simplicidad.

Y es que a veces no hace falta recurrir tanto a la ciencia, a la razón humana, al análisis exhaustivo de los hechos. Tal vez observando la naturaleza es suficiente. Así de simple.

Vuelvo a preguntar, para acabar, ¿es el hombre más listo que la naturaleza? ¿Es la naturaleza estúpida?

Dejo aquí el vídeo completo Is God stupid?

Suscríbete gratis y fluye – emailrss