¿Cuántas cosas sigues acumulando y llevando a cuestas?

Zen-Circle copia 2

El camino embarrado

Tanzan y Ekido recorrían cierta vez un camino embarrado. Aún caía una fuerte lluvia.

Al doblar un recodo se encontraron con una hermosa muchacha que vestía kimono y una faja de seda, incapaz de cruzar el camino.

–Vamos, chica – le dijo Tanzan en seguida y, tomándola en brazos, la llevó por encima del fango.

Ekido no volvió a hablar hasta la noche, cuando llegaron al templo que les alojaría. Entonces ya no pudo contenerse.

–Nosotros, los monjes, no nos acercamos a las mujeres –le dijo a Tanzan–, sobre todo a las que son jóvenes y encantadoras. Es peligroso. ¿Por qué has hecho eso?

–Dejé a la chica allí –replicó Tanzan–. ¿Es que tú todavía la llevas a cuestas?

Fuente: 101 cuentos zen. De Nyogen Senzaki y Paul Reps.

Suscríbete gratis y fluye – emailrss