Un poema de amor para el cáncer y la vida

So to speak… Por así decirlo…

 

¿De veras están diciendo que van a alargarme la vida

con solo presentarme ante el bisturí?

Pero, ¿cuáles son las probabilidades? ¿Un mes o una semana?

Hasta que la casa de apuestas cierre sus puertas, por así decirlo.

 

Cuando estás atado a una bomba y un respirador,

Con sus rayos X y sus sondas y sus monitores,

Y te despiertan hambriento, diciendo “¿Cómo te encuentras?”

Y luego te atiborran a pastillas y comida de bario.


¿Prolongarme la vida? ¡Suena a chiste!

Podría reírme tanto que probablemente me ahogaría.

El espíritu está dispuesto, pero todavía el resto de mi cuerpo está débil,

Ahora las apuestas se han cerrado y las perspectivas parecen sombrías,

Cuando estás tumbado como un pedazo de carne vieja en una losa,

Para que te corten y te rebanen, y te empujen y te golpeen,

Y te asen a la parrilla y te quemen, y te deseen buena salud,

Con su radio, su quimio y Dios sabe qué más.

 

Bien, no puedo criticar a la ciencia, a pesar de que la lógica es débil,

¿Es realmente una vida eterna lo que debemos buscar?

Ese barco ha zarpado,

Ese barco ha zarpado,

Ese barco ya ha zarpado… por así decirlo.

 

Nuestra misión es más que una lucha por respirar,

Por algunos asaltos más en la batalla frente a la muerte.

En realidad nuestra misión es el amor y la compasión y la gracia,

No es una prueba de resistencia, o una maratón.

 

Porque el amor es el sable, y el amor es el escudo,

El amor es el único y verdadero poder que podemos ejercer,

Un amor eterno es todo lo que debes buscar,

Ese barco ya estará listo para zarpar… por así decirlo.

 

“Escucho lo que dices porque ya lo he oído antes,

Pero me temo que si dejo que atraviese mi puerta,

¿Cuánto tiempo iba a quedarse? ¿Un mes o una semana?

Cuando ese barco ya haya zarpado, por así decirlo.

¿Debería conformarme con algo que es seguro en esta tierra?

¿Qué provecho tiene para mí? ¿Cuál es su valor,

Si pierdo algo precioso, totalmente único?”

Bien, es solo la eternidad del amor lo que debemos buscar.


Porque cuando ese barco zarpa y el rumbo ya se ha fijado,

Y el viento ya está a la vista y las velas se han soltado,

Y las escotillas están llenas, y el casco no tiene fugas,

Y el barco ya está listo para zarpar… por así decirlo.

 

Estoy cansado, me desvanezco y me apago,

Y no tengo ninguna manera de saber si es de día o es de noche.

 

Sigue tu corazón, que es el puerto que estás buscando.

 

Y este barco ya está listo para zarpar,

Este barco está listo para navegar,

Este barco está listo para navegar … por así decirlo.

 

Fuente: So to speak, de Sting

Suscríbete gratis y fluye – emailrss