Las cuatro prioridades de la vida, según Ramiro Calle

¿Quién es Ramiro Calle? Uno de los introductores del yoga en España, maestro espiritual y escritor dedicado a promover el cultivo de la atención plena, la compasión y la paz interior. Entre otros –muchísimos–, ha escrito libros más que recomendables como En el límite, El gran libro de la meditación y El arte de vivir.

Si no le has leído o escuchado hablar, te lo recomiendo.

¿Por qué? Por la sencillez de sus palabras, por lo fácil que explica eso tan difícil de poner en práctica en nuestra cultura de la insatisfacción.

Tan simple como su exposición de sus cuatro prioridades en la vida, cuatro prioridades que se adivinan universales. Más que probablemente, con sólo centrarnos en ellas habría suficiente para ser felices sin dejar de evolucionar, de avanzar –cuánta gente confunde aceptación y satisfacción con conformismo y estancamiento…

Esas cuatro prioridades vitales son:

1. La paz interior

Sin paz interior la existencia se torna amarga, dura, agitada, cruel.

2. La salud psíquica

Una mente lúcida, clara y atenta que te facilite ese estado de paz, invulnerable –pero no insensible– a la montaña rusa de los sentimientos, los pensamientos y las circunstancias externas, todos ellos efímeros, desde la euforia a la depresión, desde el abatimiento a la alegría.

3. La salud física

Ramiro añade “dentro de lo posible, siendo conscientes de que esta carcasa que es el cuerpo tarde o temprano traerá la enfermedad”. Es decir, aceptando que el cuerpo en sí mismo, como todo lo material, es cambiante y perecedero, sin que ello signifique que debamos descuidarlo, ya que un cuerpo sano, móvil, conservado, nos facilita mucho más esa aproximación a la felicidad plena, el no sufrimiento.

4. La óptima relación con todos los seres vivos

Algo que puede olvidarse cuando uno se centra sólo en las tres anteriores –cosa que suele pasar gracias a la egocultura. Precisamente es al contrario, y no se trata de egoístamente permanecer en paz y mantener una buena salud mental y física, sino de hacerlo para mostrar y compartir nuestra mejor versión con los demás y así ayudarles también a ellos en el camino de la serenidad, para que el resto de personas y seres vivos tampoco sufran.

Esta es la entrevista donde Ramiro comparte estas cuatro prioridades (instante 21:30):


Suscríbete gratis y fluye – emailrss