Archive: diciembre, 2014

Lo mejor y lo peor de 2014 (y el top 5)

2014 se acaba.

Antes de entrar de pleno en un nuevo año, me gusta dedicar el 31 a estar tranquilo en casa, repasando mentalmente cómo ha ido el año, para despedirme de él como es debido, y desapegarme de todo lo que me ha ocurrido, tanto lo “bueno” como lo “malo”. Lo entrecomillo porque, precisamente, conforme pasan los años, al mirar atrás y conectar los puntos –como decía Steve Jobs–, voy teniendo cada vez más claro que absolutamente todo lo que me sucede es lo que me ha traído hasta aquí, a hacer lo que hago, a ser quien soy. Y estoy orgulloso; no hay nada que cambiar.

Para mí

En lo que se refiere al blog, mis grandes satisfacciones han sido básicamente dos: haber superado las 1.000 ventas de Cómo dejar de comer impulsivamente y todo lo que me ha traído mi aventura del movimiento y el Método Natural. Mi agradecimiento es total.

Por otro lado, las sombras también han tenido su momento. A finales de invierno, como ahora ya soy consciente que ocurre cada año –curiosa estacionalidad ¿evolutiva?–, me invadieron la inseguridad y las dudas. ¿Para qué haces todo esto? ¿Y por qué? ¿Le gustará a la gente? ¿Podrías hacerlo mejor? ¿No estarías más tranquilo si cerraras el blog? En fin, miedos reptilianos residuales a la exposición, a la desaprobación, a la soledad tras la pantalla del ordenador, a la vulnerabilidad. Comprender profundamente que soy un don nadie de mierda y al mismo tiempo soy único –como tú– fueron mi tabla de salvación. Caminante no hay camino; se hace camino al andar.

Para vosotros

Recibo emails prácticamente a diario con vuestros feedbacks individuales, de lo más diversos. Es difícil plasmar en un post todo lo que me habéis llegado a comentar, sugerir, transmitir. Sólo puedo devolver otro agradecimiento total –ya van dos.

Las estadísticas, en realidad, no suelen decir mucho acerca de la calidad de los hechos, sólo sobre la cantidad. Pero si uno pretende estimar lo que más le ha gustado al público general de un blog, lo mejor que puede hacer es consultar el análisis de Google.

Curiosamente, el que en mi opinión ha sido mi mejor artículo del año es de los que menos visitas ha tenido: Pro-evolución.

En fin, el top 5 de visitas de 2014 es el siguiente:

5. Cómo hacer una sentadilla y 7 ejercicios de piernas que deberías hacer cada día

4. 3 ejercicios muy efectivos para tu salud mental y emocional

3. Cómo disecar el cerebro de un niño en 12 pasos

2. El top 10 de los mitos sobre el ayuno intermitente, desmontados

1. Cómo dejar de comer impulsivamente

Mi último mensaje de 2014

Sencillito. Sólo dos cositas…

Lo primero, insisto, por tercera vez, millones de gracias. 2014 ha vuelto a ser un buen año, en parte por vosotros.

Y lo segundo, si se me permite, un consejito –el primero que debería aplicárselo soy yo mismo.

No os durmáis en los laureles.

Vivid intensamente.

Lo que nos venden (y nos auto-revendemos) como vida no es más que una rutina zombie, una esclavitud encubierta.

Despertad cada día con la conciencia de que sois únicos y de que tenéis algo importante que ofrecer al mundo.

Que conocer(se), aceptar, conectar, experimentar, aprender y compartir formen parte de vuestro credo diario.

Y, sobre todo, aunque suene a tópico, haced vuestros sueños realidad. Realidad de verdad.

Un abrazo infinito para todos

Regalo y vídeo resumen del Método Natural en 2014

Sí, sí.

Con todo el morro, por así decirlo, primero un auto-regalo para mí. Porque es lo que ha sido, un lujazo, tener la posibilidad de ofrecer y compartir el Método Natural con tanta gente durante el 2014, que ya se acaba.

Y con todo el cariño, también para todos vosotros. Porque os lo merecéis, por vuestra atención, visitas, lecturas, consultas, compras de los libros y matrículas en los cursos, aparte de muchísimos momentazos de movimiento, flow y felicidad.

Este vídeo es para todos, acompañado, cómo no, por un sincero y enorme GRACIAS.

http://youtu.be/SyurcLRpJ6A

Si no es ahora, ¿cuándo?

Topicazo, ¿no?

Más lo son las excusas en forma de prórroga.

· El año que viene.

· El mes que viene.

· La semana que viene.

· El lunes.

· Cuando me toque la lotería.

· Cuando acabe la universidad.

· Cuando encuentre trabajo.

· Cuando me jubile.

· Cuando tenga vacaciones.

· Cuando vuelva de vacaciones.

· El próximo verano.

· Después de verano.

· Después de Semana Santa.

· Después de Navidad.

· De aquí a un rato.

· Pasado mañana.

· Mañana.

¿Mañana?

La vida es aquello que te va sucediendo mientras te empeñas en hacer otros planes

John Lennon

 

6 libros para regalar (y uno que no)

Empezaré por el que no, y no porque sea un mal libro, al contrario. Más bien porque es un libro que te pone de muy mal humor, que hace que te lleves las manos a la cabeza página tras página. Se titula Medicamentos que matan y crimen organizado, escrito por Peter Götzsche. Es una denuncia a los crímenes que comete el lobby farmacéutico; lo reseñé aquí. E insisto, no es un libro para regalar, y menos si quieres transmitir buen rollo en Navidad.

Los que sí recomiendo son:

1. El engaño de Ícaro, de Seth Godin

Este es un libro para cualquier persona que cumpla los dos requisitos siguientes. Primero, que haya entendido que una de las necesidades evolutivas del ser humano es pro-evolucionar, es decir, proyectar y crear algo más grande que sí mismo, que valga la pena tanto el realizarlo aquí y ahora como disfrutarlo en el futuro, y que sea para compartirlo. Y segundo, que tenga una idea de hacia adonde dirigir su pro-evolución, pero que esté cagada de miedo.

El mito de Ícaro podría explicar y aliviar ese miedo, porque tal vez no solo deberías temer volar demasiado alto, como para quemarte las alas, sino también volar demasiado bajo, una garantía para desgastarlas y terminar estampándote. Ahí lo dejo.

2. Y el cerebro creó al hombre, de Antonio Damasio

Si alguien quiere descubrir cómo funciona el cerebro y, sobre todo, cómo hemos podido llegar a generar emociones, sentimientos y la propia conciencia, éste es su libro.

Damasio explica como nadie, creo que sin pretenderlo, algo básico para ser feliz: aceptar que la mayoría de nuestros actos no responden a nuestra voluntad consciente, sino a una voluntad inconsciente generada por nuestros aprendizajes evolutivos y culturales. Eso sí, aunque tal hecho pueda liberarnos de casi toda culpa, dado el momento evolutivo de la conciencia, apostar por el desarrollo de ésta se me antoja no sólo una necesidad (pro)evolutiva –tampoco parece que sea algo que vayamos a escoger–, sino un deber moral.

3. La gran destreza, de Leo Babauta

Traducido por Homo Minimus y Elisa Erbali.

Una vez más, Babauta nos da una lección de sencillez y simplicidad, ahora desvelándonos el secreto –que no tiene nada que ver con la ley de la atracción– para vivir satisfechos y en completa paz interior: el desapego.

Se me ocurre que desapegarse de miedos, expectativas, posesiones, etc. podría ser un gran único propósito para 2015.

4. La ventaja hormonal, de Guillermo Martín

Un libro que revisé antes de su publicación, y que ya recomendé hace unas semanas.

Si te interesa conocer y comprender los efectos que provoca el estrés crónico, materializados finalmente en la sospechosamente habitual fatiga adrenal, el libro de Guillermo va a ayudarte como ningún otro, proponiéndote, además, una hoja de ruta para reconducir la situación en diferentes ámbitos, como pueden ser la gestión de las emociones, la dieta, el ejercicio, etc.

5. Un hombre llamado Ove, de Fredrik Backman

Una novela tremendamente simpática que narra la vida de un cascarrabias de unos sesenta años lleno de prejuicios, aunque de buen corazón, que acaba de jubilarse y que no sabe qué hacer con su vida.

Te dibuja uno de los que considero peores dramas sociales actuales, la jubilación, que teóricamente debería significar “júbilo”, aunque, gracias a nuestra cultura, mucha gente termina por darse cuenta de la esclavitud sufrida, y hasta pueda tomárselo como un “quita, que ya no sirves”. Pues sí, se puede servir, y mucho. Ove lo demuestra.

6. Locomoción Natural, de un servidor

Autobombo del bueno. Una guía práctica que resume el trabajo que he realizado durante el 2014 como entrenador personal, y que contiene los ejercicios más básicos de la locomoción en el Método Natural, es decir, marchas y trabajos de suelo, gateos, saltos, equilibrios y trepas, todo ilustrado con innumerables fotografías y explicaciones al detalle.

Si quieres que tu movimiento en el 2015 sea diferente, sobre todo si ya te has hartado del sinsentido del fitness convencional, este manual puede ayudarte.

¡Feliz Navidad!

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
Este sitio web utiliza cookies únicamente para agilizar tu navegación
Más información sobre cookies