Lo mejor y lo peor de 2014 (y el top 5)

2014 se acaba.

Antes de entrar de pleno en un nuevo año, me gusta dedicar el 31 a estar tranquilo en casa, repasando mentalmente cómo ha ido el año, para despedirme de él como es debido, y desapegarme de todo lo que me ha ocurrido, tanto lo “bueno” como lo “malo”. Lo entrecomillo porque, precisamente, conforme pasan los años, al mirar atrás y conectar los puntos –como decía Steve Jobs–, voy teniendo cada vez más claro que absolutamente todo lo que me sucede es lo que me ha traído hasta aquí, a hacer lo que hago, a ser quien soy. Y estoy orgulloso; no hay nada que cambiar.

Para mí

En lo que se refiere al blog, mis grandes satisfacciones han sido básicamente dos: haber superado las 1.000 ventas de Cómo dejar de comer impulsivamente y todo lo que me ha traído mi aventura del movimiento y el Método Natural. Mi agradecimiento es total.

Por otro lado, las sombras también han tenido su momento. A finales de invierno, como ahora ya soy consciente que ocurre cada año –curiosa estacionalidad ¿evolutiva?–, me invadieron la inseguridad y las dudas. ¿Para qué haces todo esto? ¿Y por qué? ¿Le gustará a la gente? ¿Podrías hacerlo mejor? ¿No estarías más tranquilo si cerraras el blog? En fin, miedos reptilianos residuales a la exposición, a la desaprobación, a la soledad tras la pantalla del ordenador, a la vulnerabilidad. Comprender profundamente que soy un don nadie de mierda y al mismo tiempo soy único –como tú– fueron mi tabla de salvación. Caminante no hay camino; se hace camino al andar.

Para vosotros

Recibo emails prácticamente a diario con vuestros feedbacks individuales, de lo más diversos. Es difícil plasmar en un post todo lo que me habéis llegado a comentar, sugerir, transmitir. Sólo puedo devolver otro agradecimiento total –ya van dos.

Las estadísticas, en realidad, no suelen decir mucho acerca de la calidad de los hechos, sólo sobre la cantidad. Pero si uno pretende estimar lo que más le ha gustado al público general de un blog, lo mejor que puede hacer es consultar el análisis de Google.

Curiosamente, el que en mi opinión ha sido mi mejor artículo del año es de los que menos visitas ha tenido: Pro-evolución.

En fin, el top 5 de visitas de 2014 es el siguiente:

5. Cómo hacer una sentadilla y 7 ejercicios de piernas que deberías hacer cada día

4. 3 ejercicios muy efectivos para tu salud mental y emocional

3. Cómo disecar el cerebro de un niño en 12 pasos

2. El top 10 de los mitos sobre el ayuno intermitente, desmontados

1. Cómo dejar de comer impulsivamente

Mi último mensaje de 2014

Sencillito. Sólo dos cositas…

Lo primero, insisto, por tercera vez, millones de gracias. 2014 ha vuelto a ser un buen año, en parte por vosotros.

Y lo segundo, si se me permite, un consejito –el primero que debería aplicárselo soy yo mismo.

No os durmáis en los laureles.

Vivid intensamente.

Lo que nos venden (y nos auto-revendemos) como vida no es más que una rutina zombie, una esclavitud encubierta.

Despertad cada día con la conciencia de que sois únicos y de que tenéis algo importante que ofrecer al mundo.

Que conocer(se), aceptar, conectar, experimentar, aprender y compartir formen parte de vuestro credo diario.

Y, sobre todo, aunque suene a tópico, haced vuestros sueños realidad. Realidad de verdad.

Un abrazo infinito para todos

Suscríbete gratis y fluye – emailrss