Si te pones etiquetas, ponte las buenas

O las elementales, como diría Ken Robinson.

Vaya lío. A veces aceptación, no juicio. Otras veces etiquetas. ¿Y qué son? ¿Juicios? ¿Valores?

Valores…

Hasta que uno no es consciente, todas las etiquetas han sido impuestas –como siempre, papis, educación, escuela, cultura.

Cuando uno es consciente, tiene la opción, por no decir responsabilidad, de replantearlas y permitirse sentir otras que, en parte, vienen de serie.

Creo que yo empecé con este viaje hace unos cinco años –muy pronto el blog cumplirá su primer lustro, y lo celebraremos.

Y gracias a esta aventura de quitarse etiquetas y descubrir las propias –el/los elemento/s– y conocerse y experimentar y compartir y conectar, he tenido el placer de conocer otros aventureros. Dios los cría y ellos se juntan.

Hoy, como ejemplo, tengo muy presente a Javi García Aranda, el artista javigaar.

Uno más de esos que, no de un día para otro, sino más bien en unos cuantos años, ha ido vaciando su mochila de etiquetas adquiridas, para crear espacio y permitir que aflorasen las chulas, las esenciales.

Javi, como tantos otros y como un servidor, porque se lo enseñaron, porque así lo creyó, porque hizo lo que debía hacer y lo que se esperaba que hiciera, cayó etiquetado como psicólogo, algo que en el fondo no tenía mucho que ver con sus pasiones, o sus emociones. Fracaso absoluto.

Sin embargo, como siempre, el fracaso fue la semilla del éxito. Más intuitivamente que racionalmente, se deshizo de esa etiqueta, la que más pesaba, y otras empezaron a brotar. Programador web, diseñador gráfico, publicista…

Y pasado un tiempo, hoy Javi tiene el coraje de ponerse SU etiqueta: Javi, javigaar, es ilustrador.

Curiosamente, a pesar de las circunstancias, que vienen y van, Javi conoce y reconoce conscientemente que es el momento de su vida en el que se siente más en paz consigo mismo.

Y curiosamente, después de tanto marear la perdiz, javigaar es javigaar, aunque sea por media horita al día con sus Hastagaars, un ilustrador de pies a cabeza que cuando se ha dado la oportunidad de ser auténtico es capaz de hacer cosas como las que veis por aquí, y como las que podéis chafardear en su web.

Seguid a javigaar. Javigaar es un ejemplo a seguir.

Felicitats, Javi!

(He aquí una muestra de su calendario para 2015)


Suscríbete gratis y fluye – emailrss