Retomando el Proyecto Re-movimiento

Después de unos meses de descanso “bloggero”, pendiente y absorbido por otras cosas, hoy anuncio oficialmente que retomo el Proyecto Re-movimiento y me comprometo con vosotros al menos hasta finales de año. Pasada una primavera personalmente agitada, y habiendo aprovechado el verano para ponerlo todo en su sitio y volver a la calma, espero que este otoño sea más tranquilo.

De hecho, este blog voy a utilizarlo exclusivamente para acabar lo que empecé y que (re)movió a tanta gente desde su inicio. Otra vez, aunque puede parecer pesado, gracias a todos. Cuando termine este experimento, en Navidad, el blog entrará en su etapa final, como ya expliqué, hasta que caduque su mantenimiento entre febrero y marzo.

Aprovecho el momento para dejaros caer que he puesto en marcha un nuevo blog mucho más personal y sin temática concreta, Hacer sin hacer, para quien quiera seguir leyendo las cositas que escribo en mi día a día.

Como esto es un anuncio, “Retomando el Proyecto Re-movimiento”, recomiendo que tanto los que no sepan de qué va todo esto como los que sí pero que puedan haber olvidado los detalles lean la propuesta y bases del proyecto, así como unirse al grupo de Facebook que sigue el proyecto activamente.

Dicho esto, ya que el título del post deja bastante claro que esto vuelve a empezar, sólo quiero matizar cómo voy a llevar el tema y alguno cambios que sufrirá la propuesta inicial:

· Recuerdo que este es un proyecto libre y personal de conciencia, autoconocimiento, experimentación y aprendizaje. Es decir, yo propongo, pero cada uno puede hacer lo que quiera con mis propuestas. Esto es muy importante, tal vez lo que más. Somos muchos y de diversos perfiles, y no puedo personalizar al detalle cada cosa que digo. Ése es mi trabajo, por el que cobro, por si a alguien le interesa. Mi primera invitación no es que nadie me contrate, sino investigar, experimentar, replantear lo que digo, adaptarlo a las circunstancias personales de cada uno. Creo que es un trabajo personal mucho más interesante que seguir a rajatabla la rutina que dicte un intento de gurú o las repeticiones que marque una aplicación de móvil a base de pitidos insoportables.

· El objetivo La dirección del proyecto es moverse más y más y más todos los días. Pero no más en cuanto a pasos caminados, o kilómetros corridos, o peso levantado, o sentadillas consecutivas, o kilos perdidos. Moverse más en complejidad, en gestos diversos, en capacidades y habilidades, en rangos de movilidad, en frecuencia a lo largo de un mismo día. Es una apuesta por la calidad, y no por la cantidad.

· Las propuestas pasarán a ser semanales, y no quincenales. Además, el día de la propuesta de cada semana será los martes, y no los viernes como hasta ahora. Durante la semana practicamos, nos decimos lo que haga falta a través del grupo de Facebook, y a la semana siguiente cambiamos, centrándonos en una nueva práctica, aunque sin perder el hilo de la anterior.

· Las cinco primeras semanas serán de repaso de lo que ya vimos hace unos meses, con las cinco primeras prácticas. Eso permitirá a los “repetidores” volver a coger el ritmo y afianzar lo aprendido, y a los “novatos” empezar con buen pie.

· La complejidad de las propuestas irá en aumento semana a semana, construyendo una nueva forma de entender la movilidad y la fuerza, y, de paso, un nuevo estilo de vida, en movimiento. Es primordial ser constante y no interrumpir la práctica, siempre que uno quiera progresar adecuadamente y presentarse a la tesis final de Navidad en condiciones.

Y con todo esto creo que ya no me dejo nada.

Mañana retomamos el re-movimiento con la primera práctica, descalzarse y usar los pies.

Muchas gracias a todos por vuestra atención.

¡A removerse!

Suscríbete gratis y fluye – emailrss